Sunday, 28 June 2009

Hasta luego.



Era un día de verano, como todos los días se disponía a bajar a la playa para librarse del bochorno típico de esa temporada. Cogió una toalla y sus gafas de sol y salió de su piso situado en primera línea de las rocosas playas de Torrevieja.
Nada más pisar la calle le deslumbró un fuerte sol de verano que le hizo cerrar los ojos por unos instantes.

Comenzó su marcha inmerso en sus pensamientos, estaba solo y era cuando mejor pensaba o, mejor dicho, cuando únicamente pensaba en él.
Llegó a la playa, tendió la toalla en la arena y se dispuso a dar un baño. Se sentía tranquilo, calmado, el mar le producía siempre esa sensación, era tan insignificante comparado con su inmensidad...
Todos los problemas eran olvidados cuando se sentía en contacto con el agua, una sensación de libertad, como si pudiera nadar y nadar en toda la extensión del enorme océano sin dirigirse a ningún lugar en particular.
Era feliz nadando y buceando en esa playa que le había visto crecer año tras año desde bien pequeño.
Cuando se vi lo suficientemente arrugado, salió de agua y se dirigió a la toalla a tomar un poco el sol y recoger las cosas para irse.




En ese momento los vio, unos ojos verdes que le deslumbraron aún más que el sol veraniego de esa mañana. Unos ojos verdes que conseguían deslumbrar has la misma esperanza, haciendo creer que sin éstos, la esperanza no sería más que un simple mito.
Una sonrisa, ¿era una sonrisa? Él quiso creer que sí; intentó como pudo recomponerse y devolerla, y se alejaron.





Durante el regreso a su piso no pudo quitar de su mente esos ojos y su color. Ese color que podría haber atravesado su pobre cuerpo y haber observado cada roncón de su alma.

Cuando consiguió meter la llave por la cerradura de la puerta de su casa y sentarse en el sofá, ya los estaba echando de menos.
¿Cómo se podría echar de menos unos ojos sin apenas conocerlos realmente?
Eso daba igual, él lo hacía.


Con este pequeño relato, me desido por una temporada, me voy a veranear a mi pisito de la playa, en Torevieja como podreis comprobar. Y el martes me voy tres semanitas a estudiar a Oxford, por lo que estaré un poco distante.
Pero prometo volver con nuevas historias y relatos para vosotros.
Vosotros prometedme que seguireis ahí, para leeros y hacer que se me caiga la baba con cada palabra escrita en vuestras entradas.

Os echaré de menos lectores.




Mil besos para cada uno de vosotros.
Un pequeñ hasta luego.


David.

9 comments:

.L Grrrl. said...

Joder que envidia, ¿a Oxford a estudiar? Y cómo es eso? Aaarg! Bueno, sea como sea, espero que lo pases muy bien allá donde vayas, yo te doy mi palabra de seguir aquí, jeje, no creo que vaya a ningún sitio...
Enhorabuena por el pequeño relato, ha ido interesandome más conforme avanzaba, es más, no me ha pasado con unos ojos, me ha pasado con personas en sí lo relatado, es curioso sentirlo...
Un besazo y pasalo muy bien! ^^.

alex said...

Felicidades por tus tres semanas en Oxford. Disfrutalas y sobre todo aprovecha el tiempo.

Y el veranito, pues al final mucha gente acaba por allí. ¿A que nos vamos poder tomar esa cervecita de verdad?, jajajajaj

Un besazo niño, cuidate

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO said...

PUES NADA MI PEKE PREFERIDO, HASTA LUEGO, PERO VUELVE, YO TE ESPERO.....PARECE QUE SOMOS UNOS CUANTOS LOS QUE CERRAMOS POR VACACIONES....

QUE SEPAS QUE TE QUIERO , QUE HA SIDO MUY LINDO CAMINAR A TU LADO ESTE TIEMPO, QUE ME IMPORTAS....Y QUE NO TE OLVIDES DE TU AMIGA NO TAN PEKE....JJAJAJJJAJ

DISFRUTA NIÑO, MI NIÑO CHICO

Saiz said...

Disfruta mucho del verano!!

saludos

Dama Blanca said...

Vaya hombre, os marcháis todos, ya podíais llevarme alguno con vosotros xD

Se te va a echar de menos ;)

Darlyn said...

q hermoso relato!!
yo te prometo q estaré aqui para seguir tus relatos =3 q son muy buenos y cargados de sentimientos..

te decio unas deliciosas vacaciones y q te vaya bien en Oxford.. te estaremos esperando

un beso y un abrazo
*le deja un chocolate para el viaje en su maletita*

Angel said...

Pekeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!! Dioss, cuanto tiempo sin hablar?? nose, se me hace eternooo, te hecho mazo de menos =(
espero que lo pases bien en oxford, te llamaré cuando vuelvas, valee?? =D
un besito desde un rinconcito de Avila
TeQuiero!!

lys said...

Me ha encantado el relato.

Umm, lindo aroma el de la rosa que me has regalado...te deseo unas muy felices vacas y linda estancia en Londres, bueno en Oxfor.

DOS BESOS

Sweet_Nightmare said...

jooooder!!!
a oxford!!
que suerte.. espero que disfrutes de tu tiempo alli...
por aqui seguimos.. esperandote.. con nuevos relatos y nuevas experiencias...
un besazo!!

Post a Comment

Wistful shadows