Sunday, 10 January 2010

.

Sentado en una esquina de su cama, jugaba con el que a partir de ahora sería su juguete favorito. No le había hecho mucho caso, pero en esos momentos solo quería estar junto a él. Un pequeño caballo blanco que se balanceaba de un lado a otro... Un regalo de su madre de hace unos cuantos años atrás. El único recuerdo que le quedaba de ella. La quería mucho... Pero los mayores le habían dicho que se había ido a un lugar mejor. ¿Qué lugar mejor le apartaría de su madre? ¿Es que ya no lo quería?


El la seguía queriendo, aunque ahora no podría verla, ni darle un abrazo. Era lo que más deseaba en esos momentos. No podría haberse ido, él estaba convencido de que no... Volvería a verla, seguro que sí. Y muy pronto... Pero, ¿por qué lloraba papá? No hablaba casi con él... Siempre tenía gente a su alrededor. Estaba muy raro. Quería darle un abrazo para que no llorara, pero la gente se lo impedía. No le gustaba ver llorar a su papá.


Y ahí seguía con el caballito de su madre, pensando que todo se arreglaría cuando entrara por la puerta de su habitación...
Entrada dedicada: No dejéis nunca de soñar, siempre estarán con vosotros.

7 comments:

Sergio said...

OMG! there is not any wistful thoughts, so I let mine :D

Sergio said...

Woooow :$
yo no sé como llegue al tuyo jajaja!

Laura Irina said...

Vaya... Gané un concurso de literatura en el instituto con un relato parecido. Qué recuerdos.

Tú tampoco lo hagas nunca.

Y tampoco dejes de escribir, que lo haces genial (K)

Y el blog en català, qué crack xD

alex said...

uf, es duro y dificil. Me gusto mucho, pero me trajo recuerdos dolorosos..

Un beso cielo

mlle. Little Locura said...

precioso David. Aunque al igual que Alex, también me trajo recuerdos dolorosos..
:)

david said...

Este es nuestro David, me recuerdas a cuando encontré tu casa.

Poeta Urbana said...

Joo..exo de menos ami papi..i love catala (sobretodo x aver nacido en Bcn..jejeje)

Post a Comment

Wistful shadows