Tuesday, 26 January 2010

Darwish

Él no había conocido el hambre, ni la desnudez, ni el abandono.

Al contrario, vivía en un estado de paz y beatitud insólitas.


Había dejado su hogar,pero el mundo entero se había convertido en su casa. No cobraba sueldo de ninguna clase, pero se había librado de la preocupación por el dinero. Había perdido la familia y los amigos, pero la gente con que se topaba se convertiría en su familia.






De su pasado no conservó más que algún recuerdo borroso de experiencias vividas.

Y las que le quedaban por vivir.

4 comments:

Laura Irina said...

Me encanta este texto, de verdad. Mejoras cada vez que escribes :)

Bueeeeeno... con el teórico no creo, aunque tenga que distribuirme bien la mañana (entre los deberes y autoescuela...), no me cuesta nada tener que levantarme a las 7. Con el práctico ya no lo sé, porque soy un poco patosica, jajaja.

(K)

alex said...

es bello, pero no es fácil vivir de esa forma... no es sencillo, pero sería maravilloso poder quitarse todo aquello que nos pesa al cabo de los días.

un beso cielo

taami said...

UUUUU me encantooooooooooooooo!!!!!
Simpre que entro al blog me deleito con lo que escribís.
Seguí así un besito enorme.

Darlyn said...

me mato!
esta buenisimo!!
y talvez en sierto modo es lo que intento hacer conservar más que algún recuerdo borroso de experiencias vividas pero de las q pueda reir y llorar a la vez y dejar un gran espacio para las que me quedaban por vivir.

Post a Comment

Wistful shadows