Friday, 18 January 2013

De amores literarios


Abrió los ojos despacio, muy despacio. La noche todavía se dejaba caer luchando contra las luces de la ciudad. «¿Había sido un sueño?» Se dio la vuelta. No, no había sido un sueño. Él todavía seguía allí. Tenía miedo de que al despertarse ya se hubiera ido, como tantos otros. Notaba su calor y olía su colonia. «No, él no me haría eso, estoy segura.» 
          —¿Duermes? —preguntó Erin; necesitaba escuchar tu voz.
          —Sí —contestó el chico el chico sin apenas abrir los ojos y rozando sus labios sobre los de ella—, te sueño. No me gusta separarme de ti ni en sueños.


          Dafne cerró el libro de golpe. Otra absurda escena de amor. ¿De verdad existen esos momentos o sólo se plasman en letras porque es lo que le gente quiere leer?
          Se levantó del umbral de la ventana desde donde una farola alumbraba su lectura. Siempre le había gustado leer junto a la ventana los días que nevaba. La sudadera le caía casi hasta su piernas desnudas y el pelo enmarañado le hacía cosquillas en el cuello. 
          Alcanzó la estantería y dejó el libro en el único hueco que se encontraba vacío. «Ojalá todo fuera tan fácil como lo describen en todos estos libros», pensaba cada vez que recorría la mirada por cada uno de aquellos tomos.
          «Genial, me espera otra noche de insomnio».

19 comments:

andii* said...

Es así como pasa siempre, leemos para llenarnos de historias mágicas y llenas de amor historias que no existen.
Es algo triste, saber que muchas de las cosas que leemos no pasaron ni pasarán, yo por eso intento atrapar algunos destellos de la vida cotidiana y plasmarlos en letras, eso lo hace real. Lo hace único.
Me fascinó esta entrada (:

abrazos ( de oso )

Ana said...

Bonito texto, me ha gustado mucho. La verdad esque siempre se ha dicho que la lectura nos crea espectativas que la realidad tarde o temprano termina rompiendo, pero quien sabe, quiezás en la realidad alguien termine soñandonos. Un beso!:)

La chica de los chicles said...

Yo he oido muchas veces eso de que soñar es gratis pero se paga caro. Puede que sea verdad, y que cuando dejes de soñar te des cuenta del vacío que hai alrededor, pero no renunciaria a esos minutos de felicidad instantánea por nada del mundo.
Saludos de la chica de los chicles, que siente no haberse pasado por aqui en todo este tiempo, pero tus entradas no le salian en el home

Blanca G. Louve said...

Quien escribió esas escenas tuvo que sentir algo de esa magia que tiene el amor... así que es probable que sí que exista. ¿O solo quiero creerlo? Muy buena entrada.

koveri said...

La entrada es buenísima y me pasa como a blanca, quiero creer que existe un amor así ;-)

SweetElizabeth! said...

Wowwwwww! Que interesante, quiero mas, quiero continuacion.. xD

Tequila said...

A veces, algunas cosas son más fáciles que en los libros... solo hay que ponerle ganas...

Besos!

Miss Nothing said...

Hola! Definitivamente me encanta tu blog, tienes una nueva seguidora =)
Me gustaría que te pasaras por el mío, le echaras un vistazo y me comentaras qué te parece:
www.broken-butnotdead.blogspot.com
Muchas gracias =)

Edelia said...

Has escrito algo precioso y me atrevería a decir que eso es lo que la gente quiere leer, o que le pase.

¡Saludos!

Soñadora E said...

A veces lo vemos tan lejano y a la sociedad tan desapegada que no creemos que exista pero yo no renuncio a que algún día tenga una historia digna del mejor escritor!

Un beso!

.Amazonica said...

Buena pregunta. Pero seria demasiado triste que aquellas cosas no sucediesen nunca, ni siquiera en los libros.
Saludos!
y gracias por pasarte, aunque tenga a mi blog bastante abandonado

Señor Borges said...

Es verdad, siempre es mas facil en los libros, capaz por eso gusta tanto leer, para querer ser como esos personajes.

Ainoa 13♥ said...

Yo estoy de acuerdo, a mi me encanta leer, por algo será lo de los personajes, que queremos ser como ellos, ¿no?

besos

Lucía said...

Al mundo le hacen falta historias de amor no correspondido.

Lish• said...

Ojalá esos pequeños momentos plasmados en libros en la vida real. Creo que, a veces, hay instantes que son más realidad que ficción y por eso, al leerlos, hacen que sintamos más fuerte. Con sonrisa en los labios incluida.Con las pulsaciones haciendo una maratón por nuestro pecho.
Echaba de menos a Dafne. Y a ti, Little Owl. Me alegra volvernos a encontrar entre letras.

Melodías Agridulces said...

Es increíble como las novelas románticas te muestran ese amor en el que todo es perfecto. En realidad, el amor real no es así. Es imperfecto por donde se lo mire, pero ese es el atractivo.

Hermosa entrada! Besos :)

Yaiza said...

Y lo bonito que sería que deslizara su mirada hacia la ventana y, bajo una farola de la fría calle, se recortara la silueta de un apuesto joven que tampoco se separa de ella ni en sueños. Sí, quizá ocurra eso, es lo que la gente quiere leer. Es lo que la gente quiere vivir, lo que los escritores ansiamos con sentir. Escribimos sobre todo aquello con lo que soñamos hacer realidad, y no va más allá de meras palabras sobre un papel o una pantalla. En realidad, la vida de nosotros los aficionados a la escritura es algo triste, ya que soñamos con cosas imposibles y la realidad acaba siempre por sabernos a poco. Por lo menos, hablo por mí.

En segundo lugar, quería disculparme por mi larga ausencia por aquí. Larga... Casi infinita, diría yo. La verdad es que este año mi organización fue nula, y con las clases y todo, acabé relegando el blog a un estricto uso: publicar. Dejé de pasarme por los blogs y estoy intentando recuperar todo lo que perdí ahora en verano. Por lo pronto, me alegra haber entrado aquí de nuevo. ¡Menos mal, echaba de menos tu blog!

Espero volver pronto,
Yaiza.

Yaiza said...

Vaya, acabo de darme cuenta del tiempo que hace que no publicas nada nuevo. Qué pena. Espero que vuelvas pronto.

Claudiettha J.V. said...

He pensado eso bastantes veces. Sin embargo lo nuestro es una historia diferente, porque no hay puntos ni espacios, ni descansos y tan solo nos queda conformarnos. Muy bonita entrada.
Besos

Post a Comment

Wistful shadows