Tuesday, 15 October 2013

Gusto

Abres la boca y me enseñas la lengua. Te ríes de mí. Te gusta «picarme» porque sabes que yo también lo hago contigo. Contigo, no de ti; eso nunca. Te abalanzas sobre mí. ¿Por qué la cama parece tan grande cuando estoy a tu lado?


Te rodeo con mis brazos y mi lengua recorre tu cuello. Ya noto tu sabor. Ése que me dice que estás a mi lado, el mismo que me hace olvidar todo lo demás. Sólo somos tú y yo en una danza incesante de sábanas y caricias. Y besos.

Unes tus labios a los míos, y yo poso mi mano en tu nuca para asegurarme de que no te vas a escapar. Tu barba de tres días roza suavemente mi cara, mientras saboreo tus labios.

Inventamos el sabor a besos. Esos mismos besos con los que empezó todo, esos mismos besos con los que me enamoras poco a poco.


PD: Se acerca Halloween.

1 comment:

Lish• said...

¡Little Owl! Ay. Como me gusta volver a perderme en tus letras después de tanto tiempo jo. ¿Qué tal por tierras francesas? ¿Mucho frío? ¿Muchas cafeterías bonitas?
Y lo bien que saben algunos besos, qué. Todos los besos saben a Primavera.
Vuelta alto pequeño búho.

Post a Comment

Wistful shadows