Sunday, 30 August 2009

Nueva vida.

Eran las 4 de la mañana y no podía dormir.
Había vuelto a tener la misma pesadilla que tanto le atormentaba desde hacía algún tiempo.
Cansado de dar vueltas en la cama decidió levantarse.


Se puso su batín y descendió los pies a la realidad de un día que parecía que iba a ser muy largo.
Se asomó al balcón, aun era de noche, desde allí podía contemplar las luces de la ciudad que embellecían el paisaje.




Encendió un cigarro y cogió un libro para matar al tiempo.
Por más que se concentraba en sus líneas sólo veía escrito el nombre de esa persona que había sido tan especial durante su último año.
Intentaba pasar página, pero se tenía que detener en cada línea una y otra vez porque sólo podía pensar en él.


No podía dar un paso sin recordarlo, fotos en el móvil, en el ordenador, en Internet, incluso hablando con sus amigos siempre aparecía su nombre.




Necesitaba cambiar de aires... Irse lejos de ese lugar que tanto le hacía sufrir.


Quería arreglar su vida de una vez por todas, y esta vez estaba solo.




Estaba preparado para comenzar una nueva vida.

4 comments:

una más... said...

Vaya.. te has metido en mis noches?
Besotes enormes..( la soledad siempre es relativa no? )
Abrazote también! porque sí :)

Sergio said...

Vale, muchas gracias :D

lys said...

Y eso es bueno porque todo lo que no se renueva muere, y le vida es demasiado corta para desaprovechar el tiempo llorando sobre la leche derramada.

Un besote.

alex said...

Eso debe de ser muy dificil. Tener una relación y dejarla, no poder volver a sentir a esa persona, no volver a respirar su aroma y pasar a otro instante de la vida. Solo puedo imaginarlo, pero tiene que ser duro.

Un besito cielo

Post a Comment

Wistful shadows