Tuesday, 31 January 2012

Enero mágico

31 de enero. Su mes favorito del año ya estaba a punto de terminar y Parker tenía esa extraña sensación de que esta vez lo había dejado escapar sin aprovecharlo de verdad. Años atrás había aprovechado para coger su mochila y hacer uno de aquellos viajes en los que su única compañía era su cámara y sus ganas de aventura. De hecho, el primer día que pisó París era enero. Todavía recordaba el seco frío parisino golpear su cara y las luces de la Torre Eiffel guiando su camino hasta el que hoy era su hogar. Ya hacía siete años de aquel día y de su decisión de quedarse en la Ville Lumière. 

Pero esta ver era distinto. No había hecho nada. Ningún viaje, ninguna decisión. Nada. Al menos, eso pensaba él. Pero lo que aún no sabía es que el mes de enero aún no había acabado, aún faltaban unas horas y todos sabéis que los mejores instantes pueden ocurrir en cualquier momento, ¿o no? Todos estos pensamientos se acumulaban en la cabeza de Parker mientras garabateaba un trozo de papel con uno de sus lápices. En ese momento escuchó el tintineo de la puerta de su tienda abrirse. Levantó la cabeza de aquel trozo de papel e, incrédulo, dejó caer el lápiz al suelo.

          —Hola, Parker. ¿Me has echado de menos?

5 comments:

Andrea Sweet Dreams said...

¡Wualáááá! ¿Quién eeeeees? Aklajsflkjaldglad. Estoy deseando saber cómo continúa, David. Necesito saber qué fue de las últimas horas de enero para Parker :3
Besos.

iRe - Apalabrados said...

Acabo de descubrir tu blog y me he quedado un poco loca, un sitio así no se ve todos los días, ¡felicidades por el rinconcito que has logrado crear!

Un fuerte abrazo desde Valencia, y que sepas que ya tienes una lectora más :D

Mandarina said...

Has cambiado el blog! Me gusta, me gusta :)
Por favor, no nos dejes con la intriga de ese chico de nombre americano en Paris!

Videos de Youtube said...

¿Para cuando el siguiente? :D

Coeur'sNoe said...

¡Qué emoción que te echen de menos y lo digan!

Post a Comment

Wistful shadows