Saturday, 28 January 2012

Historias en los días de lluvia

Los días de lluvia eran sus preferidos. Siempre recordaba cómo le gustaba correr por todo el jardín trasero de su casa y sentir las gotitas caer en sus mejillas hasta que su madre le gritaba un «¡Emma, te vas a resfriar!». Pero lo que más le gustaba a Emma era raptar a su padre los días de lluvia, meterlo dentro de su camita y pedirle que le contaras historias, «historias de ésas que hacen que sueñes por la noche y te despiertes con una sonrisa por la mañana».

Entonces, su padre se aclaraba la voz y empezaba a contarle una nueva aventura mientras escuchaban las gotitas caer fuera en la calle. Lo mejor de todo es que, muchas veces, Emma no le dejaba continuar con la historia y se adelantaba reinventando nuevos finales a cada una de ellas. Por eso era un momento tan especial para ella, porque, junto a una persona especial, las historias renacen con más magia que nunca. 

Ahora es ella, la niña del espacio, la que me visita cada noche cuando escucha el agua empapar las calles y me cuenta una historia nueva. 

¿Queréis conocer alguna de esas historias?
Sólo tenéis que esperar a que vengan las nubes cargadas de agua.



8 comments:

Andrea Sweet Dreams said...

Me encantaría volver al pasado y que mi madre me contara historias bonitas para soñar, como a Emma :3 Una entrada preciosa, David. Por cierto, ¡menudo cambiazo en el diseño! Me encanta :3
Besos.

Océanne T. Neville said...

Adoro correr bajo la lluvia, me encantaría hacerlo ahora y que mi padre me contara una historia metida en la cama, como cuando eramos pequeños.

Black Bird † said...

Que suertuda Emma! ojala hubiese tenido un padre para que me pueda contar esas historias. Nada mas hermoso que ver caer el agua en la ventana, nada mas hermoso que sentir el frio de cada gota rozando nuestra piel. Suerte :)

Rakel said...

esperare a que esas nubes se cargen de agua...porque me encanta la lluvia!!
gracias por tu comentario

Yüe Béret said...

Emma es a.d.o.r.a.b.l.e. Le pediré con un por favor muy grande, que me cuente una de sus historias. Me encantaría escucharla.

( un abrazo calentito)

Momo Storyteller said...

Oh... me has dejado boquiabirta de una manera que no paran de darme sacudidas de cosquillas por la columna vertebral.
¿Te parece bonito?

(a mi, tus escritos por supuesto que si)

emedemaria said...

Junto a una persona especial, las historias renacen con más magia que nunca.

Ay...

Maria H. Sanchez said...

No sé cómo he llegado aquí, pero me alegro de haber descubierto tu blog! voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl por si te apetece compartir algún sueño, y por qué no, quedarte. Te espero!
Hasta pronto =)

Post a Comment

Wistful shadows